La recaudación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en Canarias ha alcanzado cifras históricas, siendo la comunidad donde más ha crecido este ejercicio.

Las Islas recaudaron en los nueve primeros meses del año 1.250 millones de euros, un 15% más que en el mismo período de 2016 y casi los mismos ingresos de todo 2009.

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, explica que este incremento “significa que están subiendo los salarios y el empleo en las Islas, y, por tanto, hay más renta disponible”.

Entre enero y junio, la Hacienda pública ingresó en el Archipiélago por IRPF unos 632,3 millones de euros. A 30 de septiembre, la cifra llegó a los 1.249,3 millones de euros.

En el conjunto del país, los ingresos por IRPF sumaron hasta septiembre 56.725,8 millones de euros, un 5,9% más que en el mismo período del ejercicio de 2016, nueve puntos inferior a Canarias.

Para encontrar un volumen de ingresos similar hay que remontarse a 2007, cuando el IRPF aportó a Canarias 1.244,5 millones de euros, unos cinco millones menos que en los nueve primeros meses de 2017.

En cuanto al IGIC, la Administración autonómica recaudó entre enero y septiembre más de cuatro millones de euros cada día, exactamente 1.104.405.408 euros, un 2,5% más que los 1.077 millones del mismo periodo de 2016.