Los ocupados en Canarias alcanzaron las 812.987 personas, por encima de los 801.300 de diciembre de 2007, antes del inicio de la crisis. El desempleo se redujo en el último ejercicio en más de 9.000 personas (-4,20%), aunque aún hay 207.015 parados.

A nivel nacional, el paro se redujo en 2018 en 210.484 personas (-6,2%), hasta situar la cifra en 3,2 millones, la más baja desde 2008. El descenso del desempleo vino acompañado por un alza de la afiliación en 563.965 personas, lo que sitúa el número de ocupados en más de 19 millones, una cifra que se aproxima al 2007.

En Canarias, la caída del desempleo fue también significativa aunque el número de parados sigue siendo hoy superior al que había antes de la crisis. En 2018 el paró bajó en las islas en 9.072 personas (-4,2%), dejando un saldo de desempleados de 207.015, por encima de los 139.081 que había en 2007.

La construcción y la industria fueron los sectores que más tiraron del descenso del paro en Canarias. La construcción generó 1.772 puestos de trabajo, con un descenso del desempleo del 7,73%.

En la industria, el paro se redujo un 7,41%, en 642 personas.

La hostelería fue el sector con menor descenso del desempleo. Se redujo solo un 0,96%, en 345 personas.

Por sexos, el paro en el último año se redujo más entre los hombres, un 5,19%, casi 5.000 personas. Entre las mujeres la caída del desempleo fue del 3,4%, en 4.117 personas. Actualmente, de los 207.015 desempleados que se registran en las islas, casi el 60%, 116.478, son mujeres. 90.537, el 43,73%, son hombres.