La junta directiva de la Asociación de Empresarios Zona Triana rechazó ayer el uso residencial en la primera planta de los edificios del barrio, que quiere implantar el nuevo Plan Especial de Protección (PEP).

Carlos Rivero, nuevo presidente de la asociación, consideró que este nuevo uso aumentará la población y dificultará aún más el acceso y el aparcamiento en la zona. La mejora de la accesibilidad y los aparcamientos son las demandas principales de los comerciantes.