Un grupo de propietarios de apartamentos Los Salmones, en Playa del Inglés, denunció la reciente visita realizada al establecimiento turístico por el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, en compañía del alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez Sánchez.

«No es de recibo que el presidente visite una establecimiento turístico funcionando desde el 1 de noviembre del año pasado, sin tener los permisos correspondientes y sin contar con la licencia de final de obra», apuntan los titulares de algunos de los apartamentos que no han aceptado los contratos de explotación ni cesión de sus inmuebles para que se lleven a cabo las obras de reforma contempladas en el convenio del Plan para la Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad de San Bartolomé de Tirajana Maspalomas Costa Canaria.

Según los denunciantes, 31 apartamentos de los 296 que posee el establecimiento se han negado a firmar la cesión de sus propiedades para la reforma.

El Ayuntamiento otorgó la licencia el pasado 6 de febrero, pero estos propietarios afirman que no tienen el reconocimiento final de obra ni autorización para operar como hotel cuatro estrellas por parte del Patronato de Turismo.