La consejera de Empleo, Cristina Valido, mostró su preocupación ante la concreción por parte del Gobierno central del destino de los nuevos fondos para el área, ya que habrá que ejecutarlos antes de fin de año para que no se pierdan.

Son 42 millones de euros para empleo, cinco millones para el plan concertado de servicios sociales, cinco millones contra la pobreza, 7,8 millones para regeneración urbana y 1,2 millones para un plan sociolaboral.

La Consejería debe hablar con cabildos y ayuntamientos para planificar la ejecución de los fondos que correspondan, así como tener perfilados los programas de empleo y formación para los nuevos fondos que recibirá del Plan Integral de Empleo.

Valido considera muy importantes los fondos conseguidos y garantizó que su departamento está muy pendiente de cómo se concretan para ejecutarlos en este ejercicio. Sin embargo, lamenta la incertidumbre que existe, hasta que definitivamente se aprueben los presupuestos estatales, sobre las condiciones y plazos de las transferencias.

Mientras tanto, la Consejería trabaja en la elaboración de planes y convocatorias para tenerlas listas, sin saber cómo el Estado va a condicionar la ejecución de los fondos.