Grandes y pequeños comerciantes prevén un incremento de las ventas navideñas de entre un 8% y un 9%, gracias a la recuperación y a la mayor confianza de los ciudadanos, en las que serían las mejores navidades desde que estalló la crisis.

La devolución a los funcionarios de parte de la paga suspendida en 2012 será otro revulsivo para el consumo. Sólo en Canarias supondrá la puesta en circulación de 30 millones de euros. El turismo es otro factor que alienta las expectativas.

Tras cinco ejercicios de pérdida de ventas con un acumulado del 60%, en 2014 se creció un 3%. Ahora las previsiones apuntan ya a un alza del 8%-9%, lo que supondría volver al nivel de ventas del año 2011 y recuperar parte de lo perdido.

El sector de la moda, con el textil y el calzado a la cabeza, además de los complementos tendrán mayor tirón esta Navidad, según el pequeño comercio. Para los grandes, además de la moda crecerá lo vinculado a fragancias y cosmética.

Los comercios han preparado para este año una novedosa puesta en escena, en decoración, iluminación, empaquetado, etc.