Canarias tendrá en 2018 «los presupuestos más expansivos de esta legislatura», según indicó ayer la consejera de Hacienda, Rosa Dávila. La aplicación de una regla de gasto flexible y los recursos que llegarán del Estado en concepto de financiación autonómica, permitirán esta expansión.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) aprobó ayer los objetivos de estabilidad individualizados del próximo año, donde se ratificó que las Islas podrán disponer de más recursos en 2018 por ser una autonomía cumplidora.

El Ministerio ha dado el visto bueno a la reclamación de Canarias de flexibilizar la regla de gasto para poder reinvertir el incremento de los ingresos en financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.

La consejera Dávila explicó también que el informe del comité de expertos sobre el sistema de financiación reconoce las especificidades canarias, esto es la ultraperificidad y la importancia de los recursos derivados del REF para compensar esta singularidad.

El documento debe ser ahora traducido a cifras por el grupo técnico del CPFF, con plazo hasta noviembre. El objetivo es lograr un acuerdo político para que la nueva financiación entre en vigor en 2018.