La Comisión de Empleo del Senado aprobó ayer una moción que insta al Gobierno a elaborar un plan de empleo para Canarias con el objetivo de impulsar la creación de puestos de trabajo, luchar contra la pobreza y compensar los problemas de competitividad de las empresas de las islas.

La iniciativa sustituirá el Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), que fue suprimido en el año 2014, por un nuevo plan con dotación suficiente.

El Estado tendrá en cuenta la situación económica, social y laboral de Canarias dada su condición de región ultraperiférica de la Unión Europea en la elaboración del plan anual de políticas de empleo de cada ejercicio.

El Ejecutivo también coordinará con el Gobierno de Canarias sus esfuerzos y recursos con el objetivo de incrementar al máximo el empleo en el Archipiélago.

Para ello, se utilizarán fondos propios de la Comunidad en los Presupuestos del Estado (PGE) u otros procedentes del fondo social europeo o de iniciativas comunitarias.

La supresión del PIEC dejó a las islas sin percibir 10 millones de euros para desarrollar políticas de empleo.