Canarias acoge esta semana la cumbre de presidentes de las regiones ultraperiféricas (RUP) en un momento de máxima incertidumbre por el brexit, tras el acuerdo de mínimos entre el Gobierno británico y Bruselas.

El pesimismo sobre el impacto que tendrá la salida del Reino Unido en Europa y especialmente en las RUP, vuelve a ser importante.

El brexit también condiciona el presupuesto de la UE para 2021-2027, con una reducción de los fondos comunitarios que, en principio, no afectará demasiado a las RUP. No obstante, todavía no hay garantías suficientes de que Canarias mantenga al menos los casi 4.000 millones de euros que recibe de Bruselas en el actual periodo financiero 2014-2020.

Según los cálculos, el brexit supondría una merma de fondos de 10.000 millones de euros anuales y la única posibilidad de subsanarlo es que los Estados miembros incrementen sus aportaciones.

Además de esto, las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, que implicará nuevos dirigentes, pueden traer nuevas complicaciones.

Los representantes de las regiones ultraperiféricas ultiman un documento para la cumbre con estos dos asuntos.

En el caso del brexit se demanda a la Comisión Europea que se reduzcan las consecuencias en las regiones más alejadas del continente.

En cuanto al presupuesto, las RUP buscan que la reducción de 50.000 millones que se prevé para el próximo periodo tenga el menor impacto posible. Por ahora se ha conseguido que el fondo específico destinado a las RUP se mantenga.