El Ministerio de Empleo ha convocado a los representantes empresariales y sindicales el próximo lunes para analizar el Plan Prepara, un subsido para parados sin prestación que ha sido cuestionado por una sentencia del Tribunal Constitucional.

El fallo ha estimado parcialmente el recurso de inconstitucionalidad planteado por el Gobierno vasco, al que da la razón al dictaminar que corresponde a las comunidades autónomas la gestión de las ayudas a los desempleados que han agotado la prestación por paro.

El Plan Prepara, iniciado en 2011, prevé una ayuda económica para personas desempleadas que han agotado las prestaciones o no han cotizado el tiempo suficiente para acceder a la protección por desempleo.

El programa, de seis meses de duración, se prorrogó en varias ocasiones y en 2013 se estableció que se ampliaría automáticamente cada seis meses hasta que la tasa de desempleo se situara por debajo del 20%, un umbral que se redujo al 18% en 2016.