El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, obtuvo ayer la aprobación de empresarios y sindicatos al borrador definitivo que establece el modo con que se gestionarán los 160 millones del Impuesto sobre el Tráfico de Empresas (ITE), que dan forma al Fondo de Desarrollo.

Ambas partes avalaron el texto, aunque con diferencias. CCOO se mostraba algo recelosa de que los proyectos que se propongan se ajustasen a los criterios de creación de empleo y crecimiento de la economía.

Los porcentajes de participación financiera por parte de las distintas administraciones siguen sin definirse, ante las discrepancias existentes.

Aunque este borrador sea definitivo, aún cabe hacer más aportaciones hasta que el Gobierno lo pueda publicar en el Boletín Oficial de Canarias y entre en vigor.

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, reiteró que los fondos ITE son compatibles con otras fuentes de financiación, como por ejemplo las europeas, y que los promotores de los proyectos pueden decidir ellos mismos como se reparte esa cofinanciación.

Dávila prevé que el decreto podría estar listo definitivamente a finales de mayo.