Canarias registró un nuevo récord de gasto turístico el pasado julio, el mejor mes de la historia de las Islas en cuanto a ingresos de los visitantes foráneos, que se elevaron a 1.364 millones de euros, un 15,4% más que un año antes.

Esta cifra de ingresos es la segunda mayor que jamás se haya registrado en el archipiélago en solo un mes, tras la alcanzada en marzo de este mismo año, de 1.483 millones de euros.

La mejora se produjo a pesar de que el gasto medio por visitante se redujo un 4,7%, situándose en 1.196 euros, y también disminuyó el desembolso diario por persona, que fue de 139 euros, un 0,9% menos. Incluso se redujo la estancia media, que fue de 8,6 días, un 3,8% menos que en el mismo mes de 2015

En consecuencia, el incremento del número de turistas extranjeros que llegaron a Canarias determinó la subida del gasto total.

El gasto acumulado de los visitantes en los siete primeros meses de 2016 se sitúa en 8.432 millones de euros, un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior.