El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no mantendrá las terrazas temporales que había permitido a la hostelería durante el nivel 3 de alerta.

El concejal de Urbanismo indicó ayer que el Ayuntamiento las autorizó por una situación excepcional que impedía el uso del interior de los locales. Rebajada la alerta, el motivo legal que permitió la proliferación de estas terrazas se ha terminado.

El concejal sí dijo que están dispuestos a conceder ampliaciones estudiando cada caso para que los derechos de todos los ciudadanos a usar el espacio público se respete.

En el nivel 2 actual se pueden utilizar las barras y el interior de los locales, aunque al 50% de su aforo. Esto no soluciona el problema para muchos empresarios, por lo que algunos han solicitado que continúe la excepción.

Algunos municipios de Gran Canaria sí han prorrogado la medida, pero desde el Ayuntamiento se excusan en que no es comparable una ciudad de 400.000 habitantes como Las Palmas de Gran Canaria con otra de menor población y afluencia.