Los 160 millones del ITE que Canarias dispondrá a partir del año próximo no serán repartidos bajo el criterio de la triple paridad, como al principio se admitió.

El Gobierno entregó ayer a empresarios y sindicatos otra propuesta, con tres líneas estratégicas que marcarán las características de los proyectos susceptibles de ser financiados por el ITE: «inversión desarrollo e innovación; políticas activas de empleo e infraestructura pública».

Contiene también varios indicadores para valorar la aprobación o no de los proyectos que se propongan, como el «porcentaje de inversión pública en conocimiento, tasa de parados de larga duración, titulados de educación secundaria», etc. Y por último, la necesidad de evaluar anualmente los proyectos aprobados y el cumplimiento de los objetivos.

Los sindicatos ven un paso positivo este cambio de criterio. Sin embargo, el presidente del Gobierno Canario negó que hubiera cambiado de posición, asegurando que el concepto se mantiene intacto en el documento. «Podemos hablar de triple paridad, compensación o solidaridad pero el objetivo es el mismo», indicó.