Tras recibir una carta del Ministerio de Hacienda en la que se requiere a Canarias un plan de ajuste para corregir el exceso de gasto de 2016, el Gobierno regional se ha revelado.

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, cuestionó el método que aplica el Estado para controlar a las autonomías y pidió que las Islas puedan tener una regla de gasto adecuada a su crecimiento económico y sus ingresos.

La consejera recuerda que Canarias ha cumplido de sobra con los criterios de estabilidad y tiene sus finanzas saneadas. «Somos la autonomía con menos déficit y la que tiene la deuda más baja», expuso. Posteriormente, se refirió a la regla de gasto como «otro parámetro técnicamente muy complejo, cuya metodología está en discusión».

Dávila entiende que esta regla pierde sentido con la mejora de la situación económica y, sobre todo, para las autonomías que se ajustan al techo de déficit y deuda.

La demanda del Archipiélago de flexibilizar la regla de gasto para invertir más en servicios esenciales no ha sido atendida por el Gobierno estatal, además de que ahora Hacienda le reclama un plan de ajuste antes del día 12 de junio por haber sobrepasado el límite de gasto el año pasado.

Pese a las exigencias del Ministerio de Haciendo para corregir un exceso de gasto de 138 millones de euros, Dávila garantizó que no habrá recortes en las cuentas autonómicas de 2017, e indicó que el presupuesto aumentará gracias a una ley de crédito extraordinario de 220 millones que se aprobará en julio.