La reunión mantenida el pasado viernes en Ginebra entre el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, y los responsables de MSC, concluyó con las mismas buenas intenciones de la naviera.

Ésta justificó la caída del trasbordo en Las Palmas por el descenso del tráfico de mercancías de West África derivado de la crisis del petróleo. Se mostró confiada en que, una vez repunten los precios, los tráficos volverán a crecer.

MSC insistió a Ibarra que la naviera sigue manteniendo su apuesta por Las Palmas, como indica la inversión de ocho millones que culminará en 2016 en la adecuación y mejora de las infraestructuras y la seguridad de la terminal. También asegura que la caída de contenedores se detendrá pronto, pero sin concretar ninguna fecha.

MSC pidió nuevas rebajas en el precio del suelo, a lo que el Puerto se comprometió en los próximos dos años siempre y cuando la naviera ponga de su parte para elevar los tráficos.