Las corporaciones locales están llevando a sus plenos una moción para instar al Gobierno de Canarias a aprobar un nuevo sistema de distribución de los recursos del Bloque de Financiación Canario. Según esta propuesta, el Gobierno ingresaría el 30% de los recursos procedentes del REF, mientras que el 70% restante iría para los ayuntamientos y cabildos.

La moción indica que un acuerdo entre los cabildos y el Gobierno de Canarias en 2002 recogía la «voluntad del Ejecutivo de que si en el futuro se suprimiera la actual compensación al Estado por la desaparición del ITE habrían de revisarse los porcentajes de distribución del bloque único del REF».

«En el caso de que el Estado dejara de retener la compensación del ITE, su importe modificará los porcentajes del 42% para la Comunidad autónoma y 58% para las corporaciones locales, que pasaría al 30% y 70% respectivamente».

Un acuerdo entre Fecai y el Gobierno de Canarias de 2004 plasma, según la moción, que el ITE es parte de los recursos del bloque de financiación canario.