La patronal y los sindicatos de los estibadores concluyeron sin acuerdo la reunión mantenida ayer sobre la reforma del sector y sin nueva fecha para seguir negociando. La convocatoria de huelga de tres semanas a partir del próximo 6 de marzo se mantiene.

El único avance logrado en el encuentro de ayer fue la firma de la constitución formal de una mesa de negociación, junto con el compromiso de ambas partes a seguir negociando, de momento sin fecha.

Los estibadores desvincularon la huelga al proceso negociador que se mantiene con la patronal. Según ellos, el objetivo de este diálogo es buscar soluciones al impacto del real decreto-ley aprobado el pasado viernes, pero no es su objetivo frenar la huelga.

Por otro lado, la memoria de impacto económica que acompaña al Real Decreto Ley recoge que la reforma de la estiba reducirá un 30% los costes portuarios, aumentará las exportaciones casi un 0,2% y elevará en 2.400 millones anuales el PIB.