Canarias fue la región donde menos bajaron los desempleados de larga duración, con un descenso interanual del 6,9% en el segundo trimestre. El archipiélago cuenta en la actualidad con 96.800 parados de este tipo. Hace un año eran 104.000. Las personas con más de 24 meses sin trabajo se han multiplicado casi por cinco desde 2008.

Hace diez años este colectivo representaba el 12% del total de desempleados en Canarias. Ahora ya son el 43,5%, la tasa más alta del país.

En España, los desempleados de larga duración han registrado en el segundo trimestre del año el mayor descenso desde 2005, con una caída del 20% respecto al mismo periodo de 2017. Durante el segundo trimestre de 2018, la cifra del colectivo se situó en 1.274.600 personas.

En el segundo trimestre de 2008 se registró la cifra más baja de desempleados de larga duración, con 254.500. Desde entonces, la cifra aumentó durante seis años consecutivos, para luego descender.

En el segundo trimestre de este año la tasa respecto al total de parados es la más en los últimos cinco ejercicios, con un 36,5%. Todavía está a casi 26 puntos porcentuales respecto a 2008.