El 50,4% de los parados inscritos en Canarias en junio no cobra ninguna prestación ni subsidio, un 1,1% menos respecto al mes anterior.

42.026 parados de las Islas cobran la prestación contributiva, 54.180 el subsidio, 19.022 la renta activa de inserción y 2.185 la ayuda de 426 euros del Programa de Activación para el Empleo.

En total, reciben alguna de esas tres rentas públicas 117.413 desempleados. Sin embargo, junio se cerró con 236.876 parados inscritos en las oficinas de empleo de Canarias, lo que implica que 119.463 carecen de cobertura por desempleo.

En la provincia de Las Palmas, 61.474 parados reciben alguna prestación, por 63.208 que no lo hacen (50,7%). En Santa Cruz de Tenerife, 55.939 reciben alguna renta pública, por 56.255 que no (50,1%).

En junio, el Estado desembolsó en Canarias 81,3 millones de euros para pagar las coberturas por desempleo. 46,7 millones corresponden al pago de prestaciones contributivas, 25,4 millones al abono de subsidios, 8,3 millones a las rentas activas de inserción y 944.000 euros al Programa de Activación del Empleo.

La prestación contributiva media en Canarias es la tercera más baja de España, con 738,1 euros mensuales, 42,4 euros menos que la media de 780,5 euros al mes.