Representantes de la Sección Sindical de la Confederación General del Trabajo de Las Palmas entregaron ayer al alcalde Hidalgo 6.344 firmas que han recogido en contra de la apertura dominical del comercio en la temporada de cruceros en la capital grancanaria. Aseguran que no se crea empleo y que el público que acude es local.

Estos apoyos se han recogido en apenas tres semanas en diferentes zonas comerciales de la capital, y evidencian el problema que supone para los trabajadores que los negocios amplíen sus horarios de octubre a abril.

Apuntan que no se contrata personal y las empresas cubren esos horarios alargando las jornadas laborales de sus empleados, sin que ello suponga, en muchos casos, un aporte económico añadido.

Además, señalan que el argumento de atender a los cruceristas tampoco se sostiene, pues la mayoría de la clientela de los domingos es público local.

Otro de los problemas que afrontan los trabajadores es la imposibilidad de conciliar vida laboral y personal.

Hidalgo hizo saber a los sindicalistas que no se ha tomado aún una decisión sobre las zonas que abrirán los domingos y que se van a mantener reuniones al respecto de aquí a octubre.