El Servicio canario de Empleo (SCE) ha resuelto la segunda de las tres convocatorias de este año para adjudicar las acciones formativas con compromiso de contratación por un total de 4 millones de euros.

En este periodo, correspondiente al mes de septiembre, participarán 194 desempleados, de los que unos 116 serán contratados tras recibir la formación necesaria. Estas personas se unen a las 393 que se formaron en la primera fase, sumando un total de 587 beneficiarios, de los que unos 350 deben ser contratados.

Además de obtener un certificado de profesionalidad, el 60% de participantes deberán ser contratados tras finalizar la formación. Los contratos serán preferentemente indefinidos o, como mínimo, de seis meses a tiempo completo o de un año en el caso de que sean a media jornada.

Las empresas y los centros de formación interesados tienen el tercer plazo abierto, hasta el 16 de noviembre, para el último periodo de este año.

La oferta aprobada consta prioritariamente de certificados de profesionalidad. Se trata de una acreditación oficial que certifica que la persona que la posee tiene los conocimientos y las habilidades para desarrollar una actividad laboral determinada.