Miles de canarios participaron en las manifestaciones y concentraciones convocadas por los sindicatos en las principales ciudades del Archipiélago, para reivindicar los derechos de los trabajadores durante la celebración del Día Internacional del Trabajo. La jornada transcurrió sin incidentes.

En la capital grancanaria, la Policía Local contabilizó unos 3.000 participantes, que reclamaron la derogación de las dos últimas reformas laborales, medidas contra la precariedad laboral, y criticaron la corrupción.

La manifestación partió de San Telmo y terminó en la plaza de Santa Ana, con la lectura del manifiesto unitario de los sindicatos.