La ministra de Empleo no concretó ayer en el Senado las cifras con la que el Estado va a rescatar el Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC) en los Presupuestos de 2017. El Gobierno autónomo reclama en torno a los 42 millones de euros.

La titular de Empleo, Fátima Báñez, únicamente aseguró el compromiso con Canarias asumido por el Gobierno de Mariano Rajoy y que el plan estatal de políticas de empleo para 2017 tendrá en cuenta la condición de región ultraperiférica (RUP) del Archipiélago.

Una disposición adicional de la ley de Empleo especifica que el Estado «podrá participar en la financiación de un plan integral de empleo» para Canarias que se dotará de forma diferenciada para su gestión directa por dicha comunidad autónoma.