El Estado suavizará el acceso de las ayudas para impulsar la industria de Canarias, al observar que la concesión de subvenciones ha caído en los últimos años por las fuertes restricciones impuestas. Hace cinco años se cubría prácticamente el 100% de los fondos destinados a este sector en el Archipiélago, pero en las sucesivas convocatorias la financiación no ha llegado. De los casi 15 millones de euros previstos para el presente año, sólo se ha adjudicado el 3%.

El Gobierno central flexibilizará las condiciones en la próxima convocatoria de 2016, manifestando su voluntad de modificar los requisitos ante las quejas de las regiones. Las Islas solicitan revisar los criterios de acceso para ajustarse a su realidad y favorecer la asignación de nuevos préstamos que contribuyan a impulsar el sector industrial.

El Estado estudiará la propuesta de Canarias de eliminar la petición del aval del 4% a cambio de que el Ejecutivo regional filtre los proyectos con posibilidad de éxito a la hora de conseguir la financiación. La administración autonómica ofrecerá asesoramiento técnico a los industriales para garantizar la calidad de sus iniciativas antes de demandar las ayudas.

El endurecimiento de las cláusulas de acceso ha hecho que actualmente sea más fácil acudir a la banca que al programa de reindustrialización.

El sector vive, sin embargo, una progresiva recuperación por la mejora de la demanda y del consumo interno en Canarias. El número de empresas industriales ha descendido un 15%, pasando de 3.202 en junio de 2009 a 2.721 en el mismo mes de 2015, pero hay un 0,6% más de negocios que hace un año.

El desempleo en la industria también ha bajado hasta los 10.963 parados en agosto, un 8% menos que en el mismo mes del pasado año.