Canarias no tendrá que aplicar un plan de ajuste para los dos próximos años, gracias al rigor aplicado en la gestión de las cuentas.

El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno canario en funciones, Javier González Ortiz, indica que Canarias está entre las comunidades autónomas con las cuentas públicas más saneadas pese a encontrarse entre las peor dotadas por el sistema de financiación estatal.

El Archipiélago cerró el pasado año por debajo del 1% del PIB exigido, inferior a la media de las autonomías que alcanzó el 1,6%.

Al final del anterior ejercicio, Canarias no sobrepasó el objetivo de deuda, fijado por el Ministerio de Hacienda en un 14,9% del PIB y Canarias registró el 14,3%.

Canarias es además una de las comunidades que se mantiene en el margen del endeudamiento permitido, mientras el resto de autonomías ha rebasado a 31 de marzo de 2015 el tope fijado para todo el año.

El Ejecutivo canario se ha esforzado para garantizar la sostenibilidad de los presupuestos públicos y la continuidad en la prestación de los servicios esenciales.