El Gobierno central impide usar el superávit regional para paliar los efectos del coronavirus. El real decreto de medidas económicas, fiscales y laborales, solo permite a las corporaciones locales hacer uso de los recursos que tienen bloqueados, pero no a las administraciones autonómicas.

Canarias no podrá usar el superávit para gasto sanitario y social ni para el rescate de la economía.

El Ejecutivo canario siempre ha defendido ante Hacienda una flexibilización de la regla de gasto para que las comunidades cumplidoras puedan invertir ese dinero.

La ministra de Hacienda ha indicado que por ahora no tiene la autorización de Bruselas para permitir el desbloqueo.