Fernando Clavijo anunció ayer la eliminación del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) en la compra de todos los vehículos híbridos, eléctricos y en las bicicletas.

Esta iniciativa forma parte de un “plan estratégico para el fomento de la movilidad eléctrica” que repercutirá “directamente en el bolsillo de las familias”.

El Ejecutivo calcula que el ahorro fiscal será de 1,8 millones de euros, 726.000 euros en híbridos y eléctricos, cuyo IGIC es actualmente del 3%, y un millón de euros en bicicletas, gravadas con un 7%.

El año pasado se compraron poco más de 1.000 unidades de vehículos híbridos y eléctricos frente a 58.000 de gasolina y diesel, y su coste se mueve entre los 16.000 y los 75.000 euros.

Además, se anunció una inversión de dos millones de euros para impulsar la implantación de puntos de suministro de combustibles alternativos, de puntos de recarga para vehículos eléctricos y la promoción del transporte público.

Se invertirán otros 30 millones para hacer más accesible el uso del transporte público mediante bonos con descuentos para residentes canarios y para familias.

Cada isla diseñará la estrategia de movilidad con los Cabildos.