Un informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo, que analiza el sistema universitario español y el mercado de trabajo, revela que solo el 60% de los graduados desempeñan empleos de alta dirección en Canarias. No obstante, los titulados han resistido mejor los efectos de la crisis que quienes tenían una formación inferior.

El documento indica que las ganancias económicas van aumentando a mayor nivel educativo.

En términos generales, la prima salarial por tener estudios superiores universitarios fue más elevada en regiones más atrasadas económicamente y con menor peso de la población con un elevado nivel de estudios, como el caso de Canarias.

Según el informe, la devaluación económica en los últimos años de la crisis ha sido más profunda en el caso de los graduados superiores universitarios que en el del conjunto de la población a nivel estatal, ya que las ganancias de dichos graduados disminuyeron más en términos reales.

En Canarias ocurre lo contrario, es la única región donde no se reproduce esta tendencia, ya que los trabajadores con formación superior universitaria experimentaron una menor disminución de sus ganancias que el conjunto de la población. Esto significa que en las Islas tener un título universitario fue más determinante en el nivel de vida que en otras regiones.