Los sindicatos de las Islas apuestan por aplicar la medida del permiso de embarazo para las empleadas públicas también al sector privado. Las organizaciones empresariales condicionan este objetivo a la mejora de la productividad.

El Gobierno regional concede un permiso desde la semana 37 a las empleadas públicas que se adelanta a la 35 en los casos de gestación múltiple.

Los sindicatos marcan dos caminos para la generalización de estos permisos en el ámbito empresarial privado: los cambios legislativos y la negociación colectiva.

La medida aplicada es aplaudida, pero se entiende que debía haberse tomado antes y que es poco ambiciosa.

La patronal advierte de que el acuerdo no es extensivo al sector privado, pero si algún sindicato lo quiere proponer, se estudiará, siempre en base a la productividad.