Los secretarios de CCOO y UGT pidieron ayer, en la Cumbre Social Estatal, un cambio de rumbo en las políticas económicas para hacer frente al desempleo, al aumento de la pobreza y a la desigualdad social.

Los responsables de los sindicatos animaron a los partidos políticos a aplicar medidas que tengan en cuenta las necesidades de la ciudadanía y que impulsen la actividad económica.

Para los secretarios, la alta tasa de paro o la reducción de la calidad del modelo social español, se derivan de la mala gestión de la crisis.