Los salarios de los contratos de los jóvenes menores de 26 años firmados en 2015 eran un 14,4% inferiores a los de 2008, según un estudio publicado por Funcas.

Los jóvenes que fueron contratados por primera vez en 2015 redujeron sus ingresos anuales un 33% respecto al año 2008. El informe explica esta situación por el menor número de días trabajados, el componente precio y el trabajo a tiempo parcial.

“La menor retribución es reflejo de las nuevas condiciones del mercado de trabajo y afecta a empleos con similares características y dentro de una misma empresa”, señala el estudio. Esta penalización afecta sobre todo a los nuevos contratados y a los jóvenes que llegan por primera vez al mercado laboral.