A solo tres meses de que acabe el año, unos 500 millones de euros asignados a Canarias en los Presupuestos del Estado siguen bloqueados por el retraso en la firma de los convenios.

Son partidas pactadas con la anterior Administración del PP en áreas como carreteras, empleo, obras hidráulicas o infraestructuras turísticas. A estas alturas es prácticamente imposible que se puedan ejecutar en plazo.

El convenio pendiente más importante es el de carreteras. Hace más de un año que se espera por la firma de Fomento para que entre en vigor el nuevo acuerdo. Son 307 millones que siguen en el aire y que impiden culminar varias obras.

El Ministerio mantiene su intención de firmar cuanto antes, aunque ahora alega que existen «problemas técnicos» en algunos proyectos que no se ajustan a la financiación o a los plazos de ejecución previstos. El Gobierno canario lo niega y dice que todo está en orden.

También se espera por el convenio del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), dotado con 42 millones. Estaba previsto para antes de que finalizara septiembre, pero Empleo mantiene que aún faltan varios informes.

Obras hidráulicas y rehabilitación de infraestructuras de zonas turísticas son otras de las partidas que están pendientes de formalizar.