Propietarios de apartamentos en el Sur de Gran Canaria, afectados por las restricciones al uso residencial, reclamaron una ampliación del plazo para presentar alegaciones al Plan General de Ordenación San Bartolomé de Tirajana hasta el próximo 30 de noviembre. La fecha tope finaliza el próximo 1 de octubre.

La principal razón que plantean para pedir la ampliación del plazo es el hecho de que decenas de miles de propietarios, que tienen apartamentos de larga residencia en el Sur, se encuentran en esos momentos en sus países, y empiezan a regresar a partir de octubre a la Isla, sin haberse enterado de como les afecta la normativa.

Propietarios locales y foráneos fueron asesorados en un encuentro en el que se defendió la convivencia de los residentes con los turistas.

Muchos contaban los esfuerzos económicos que han hecho para adquirir el apartamento que tienen en el Sur, y cómo incluso han pagado de sus bolsillos las reformas de los complejos.

El Ayuntamiento del municipio está de acuerdo en ampliar el plazo y culpa al Gobierno canario, que a su vez parece querer modificar la norma que restringe la residencia en las zonas turísticas.