A pesar del aumento global de la ficha financiera de Canarias en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, el archipiélago sigue a la cola en inversión directa, descendiendo el porcentaje de participación sobre la media estatal y 130,8 euros por habitante, solo por delante de Navarra.

En el anterior ejercicio las islas recibieron un 3,1% de los 12.863 millones de euros que dedicó el Estado a inversión directa en las autonomías. En las cuentas de este año, la participación se reduce al 2,8% de un total de 14.823 millones de gasto estatal.

La media nacional de inversión directa por habitante es de 276,4 euros, con Cantabria a la cabeza, recibiendo 346,4 euros per cápita. Canarias es penúltima, con 130,8 euros por habitante.

La partida de inversión directa crece en todas las comunidades a excepción de La Rioja y Navarra. Por contra, solo aumenta el porcentaje de participación sobre el total en once autonomías y baja en Cataluña, Galicia, Asturias, La Rioja y Navarra, además de Canarias.