Los precios de consumo se han situado en el 0% en julio respecto al mismo mes de 2014, una décima por debajo de la tasa de junio, debido al abaratamiento de los carburantes, según el indicador adelantado del IPC publicado ayer.

En caso de confirmarse, este indicador cambiaría la tendencia ascendente que se venía registrnado en los últimos cinco meses, alcanzando valores positivos en junio, cuando subió el 0,1%. Este 0% es la segunda vez que se registra en la historia del IPC, que se remonta a 1961, después de la contabilizada en febrero de 2014.

En julio, los precios bajaron un 1% en tasa mensual respecto a junio. En cuanto a la variación anual del IPC Armonizado, el indicador adelantado ha caído al 0,1% en julio respecto al mismo mes de 2014, bajando una décima respecto a la tasa de junio.

En tasa mensual, este indicador armonizado se situó en julio en el -1,6%.

En el mes de junio se interrumpieron once meses de caídas interanuales de los precios de consumo, que comenzaron en julio de 2014 (-0,3%). A partir de enero, se empezó a recuperar.