Los estibadores del puerto de Las Palmas boicotearon ayer a Gesport Marítima, la primera terminal autorizada en España tras la aprobación del decreto de liberalización. Los portuarios la obligan a integrarse en la Sagep.

Los estibadores no están dispuestos a aceptar el cambio de modelo y se oponen a que las nuevas empresas estibadoras que entren en los puertos puedan operar de forma libre e independiente y sin pertenecer a las sociedades de estiba, tal y como recoge el decreto.

Gesport Terminal Marítima es la primera en España a la que se permite operar independientemente de la Sagep y, en principio, no contempla unirse a ella.

Los estibadores se concentraron ayer en las puertas de Gesport y bloquearon su acceso, aunque no hubo incidentes mayores porque la terminal aún no registra movimientos. Su actividad comenzará la primera quincena de julio.