El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha abonado a las empresas proveedoras de obras y servicio más de 20 millones de euros en facturas en los dos últimos meses y medio, haciéndolo un plazo no superior a 30 días.

Este plazo se había situado en 35 días de espera por el bloqueo de una aplicación informática que no había sido suficientemente testada por el Gobierno anterior.

Hasta su implantación, el plazo de pago a proveedores estaba en 20 días. Tras su entrada en vigor a principios de mayo, ese plazo aumenta hasta los 35 días a principios de julio.

El bloqueo de las facturas llevó a que el alcalde Augusto Hidalgo decidiera, a mediados de julio, suspender la instrucción del anterior gobierno para tramitar los pagos a proveedores.