El continuo avance de la pensión media desde el año 2005 se ha interrumpido por primera vez. Las personas que se jubilaron el año pasado estań cobrando una pensión inferior a la que perciben quienes se dieron de alta en el sistema el año anterior.

El dato en Canarias está en consonancia con las singularidades del mercado laboral y su tabla de cotizaciones, donde los salarios son más bajos, la temporalidad de los contratos es muy alta y en consecuencia no hay capacidad para que los trabajadores de las Islas puedan aportar lo suficiente para obtener una pensión mayor.

Los jubilados canarios que se dieron de alta durante el año pasado cobraron de media a lo largo del ejercicio un total de 1.126 euros, frente a los 1.144 euros que percibieron los que los hicieron el año anterior. La diferencia de 18 euros es superior a la de 11 del conjunto del Estado, donde la pensión media de los nuevos jubilados fue de 1.332 euros frente a los 1.343 de los del 2015.