La facturación de las cafeterías y restaurantes ubicados en los principales destinos están aumentando estas vacaciones un 8% respecto al pasado año.

El destino canario alcanza altísimos niveles de ocupación turística desde el pasado sábado y se prepara para rozar el lleno en el puente de Semana Santa, lo que ya se ha traducido en un destacado incremento de los ingresos de los negocios de restauración, ocio y el resto de servicios que dependen del motor económico del Archipiélago.

El  secretario general de la Federación Empresarial Canaria de Ocio y Restauración (Fecao), Antonio Vélez, explica que la «mayor alegría» en el consumo «se comenzó a percibir el pasado fin de semana, y alcanzará su máxima expresión a lo largo del puente» que comienza mañana jueves. Los empresarios del sector están viendo cumplidas sus buenas expectativas en estas vacaciones en las que la facturación aumenta «entre un 40% y un 50% respecto a los resultados habituales de una semana sin días festivos», explica Vélez.

Y esta Semana Santa, admite  Fecao, los ingresos están creciendo un 8% respecto al pasado año gracias al «repunte del turismo nacional y de los visitantes locales».

La mejora de los resultados permitirá al sector hacer el suficiente acopio de liquidez para afrontar los próximos dos meses de sequía de visitantes, abril y mayo. Además, en este 2015 la Semana Santa que marca el fin de la temporada alta en el destino canario se ha adelantado en el calendario, con lo que la transición hasta el periodo estival en el que se recuperan turistas «será más dura»