Los inversores sacaron de España 70.200 millones de euros en 2015, por los 5.600 millones de euros que invirtieron en el país en 2014. Sólo en el mes de diciembre, los inversores retiraron 19.000 millones de euros.

La salida o entrada de capitales es un saldo que se obtiene entre lo que los inversores españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.

Los 70.200 millones que los inversores sacaron de España en 2015 se produjeron por la retirada de 21.300 millones en las inversiones directas, así como los 48.800 millones de euros que retiraron del país en otras inversiones.

En inversiones de cartera, se sacaron 700 millones durante el año pasado y únicamente en derivados financieros invirtieron en el país 600 millones de euros.

Así, la posición deudora neta del Banco de España frente al exterior registró en 2015 un aumento por importe de 40.600 millones de euros.