Los ingenieros industriales denuncian que la actual legislación les impide ejercer libremente su profesión.

Las causas se derivan, según el Consejo de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales, de la falta de decretos y normativas relacionadas con la evaluación de edificios, los servicios profesionales, la reserva de actividad y libre competencia en el desarrollo de actividades.

Desde 2013, cuando se aprobó la Ley de Rehabilitación, los ingenieros esperan una orden ministerial que determine con precisión qué perfil profesional puede firmar los informes de evaluación. Afirman que, tanto la UE como la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, han reclamado al Gobierno español que aclare esta situación.

En España hay unos 100.000 ingenieros industriales, de los que más de 3.000 se encuentran en Canarias.

Los ingenieros industriales defienden que cuentan con la cualificación necesaria para llevar a cabo complejos proyectos de edificación, por lo que lamentan que la actual legislación española frene el desarrollo de su actividad.

Por ello, desde el Consejo de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales se urge al Gobierno a actualizar la normativa para el desarrollo de un verdadero y competitivo mercado con oportunidades para todos.