Al cierre del tercer trimestre, los precios de los hoteles de las Islas han crecido un 6% respecto a un año antes.

La World Travel Market (Feria Internacional de Turismo de Londres) ha constatado la fortaleza que da a Canarias la ausencia de competencia, lo que le permite doblegar al brexit.

En ella se ha confirmado la alta demanda de permisos de aterrizaje y despegue y de camas que aerolíneas y turoperadores presentan para volar y traer turistas a las Islas.

En la temporada de invierno que acaba de iniciarse, las plazas aéreas desde Reino Unido a Canarias se han incrementado un 23% con respecto al mismo periodo del año pasado, 450.000 asientos más. La media semanal de vuelos entre aeropuertos canarios y británicos asciende a 565 y se han estrenado 29 rutas que se reparten todas las islas, excepto La Gomera y El Hierro.

La ausencia de competidores por problemas de seguridad, como le ocurre a Egipto, Turquía y Túnez, concentra en Canarias la oferta de camas en este invierno.

Se calcula que la libra ha perdido un 14% de su valor frente al euro desde la última semana de junio. Sin embargo, el encarecimiento de los viajes al Archipiélago este invierno es del 5,4%. Los operadores turísticos han asumido un recorte de sus beneficios para poder materializar en ventas las camas reservadas y contratadas con los hoteleros canarios.

La consejera de Turismo del Gobierno canario ha señalado que “tenemos que seguir invirtiendo para hacer el destino cada vez más atractivo, para que cuando nuestros competidores vuelvan a estar operativos, nos continúen eligiendo aunque seamos un poco más caros, tenemos que conseguir que vengan por amor a la marca”.