El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas, advirtió que Canarias debe mantener su competitividad cuando los datos dejen de ser tan positivos. Asegura que la rehabilitación de la oferta, la inversión en tecnología y la mejora de la conectividad son los grandes retos del destino.

Molas afirmó que el gran desafío que afronta Canarias, así como el resto de destinos nacionales, «no es seguir rompiendo récords de turistas, sino fidelizar a los que han llegado por primera vez».

«Los objetivos realmente importantes son el aumento de las pernoctaciones y del gasto medio por cliente, y la recuperación de las cuentas de resultados», recalcó el presidente de Cehat.

Molas incidió en la necesidad del sector de aprovechar la bonanza turística para impulsar la reconversión de los destinos, la inversión en equipamientos e infraestructuras, y la implantación de nuevas tecnologías aplicadas al sector turístico. Estas prioridades requerirían una «política de estado» que se está viendo comprometida en los últimos meses por la ausencia de Gobierno.