La Encuesta de Expectativas Hoteleras del tercer trimestre del año, elaborada por el Instituto de Estadística de Canarias (Istac), revela que un 69% de los empresarios cree que su negocio marchará mejor que en el trimestre anterior, mientras que un 29% considera que la temporada será normal. Solo un 2% espera una evolución desfavorable.

La inseguridad en destinos competidores de Canarias, unida a la mejora de la conectividad aérea, impulsan las cifras año tras año. Desde julio de 2012 no había una proporción tan alta de previsiones positivas ni una diferencia tan grande entre estas y las desfavorables. Las mayores perspectivas de mejora las tienen los establecimientos alojativos de Fuerteventura, donde un 82% confía en una marcha favorable del negocio en relación al segundo trimestre del año. En el extremo contrario se sitúan los de La Gomera con apenas un 7,7%.

Las previsiones de ocupación también son las más elevadas de la serie que recoge el Istac. En julio y agosto los hoteles y apartamentos tendrán un 85% de sus plazas llenas, mientras que en septiembre se llegará al 80%. Los establecimientos de las islas orientales superarán el 90% en julio y agosto y en septiembre estarán por encima del 85%. Les sigue Gran Canaria, prácticamente en la media de la región. Tenerife registrará un 81% en el primer mes, un 80% en el segundo y un 75% en el tercero.