Las patronales hoteleras de Canarias han exigido que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Unión Europea vigilen la compra de Air Europa por parte del grupo IAG.

Tanto Ashotel como la FEHT, los dos patronales provinciales, esperan que Bruselas garantice que esta operación no conlleve la monopolización del mercado aéreo entre las islas y la Península.

Los hoteleros temen, además, una subida de precios y una reducción de la conectividad, perjudicando a un turismo nacional que con su aumento del 14% en lo que llevamos de año trata de compensar el descenso de las llegadas desde el extranjero.

Cuando se oficialice la compra, IAG, que en Canarias opera con Iberia, Iberia Express y Vueling, controlará el 72,2% de las plazas aéreas que unen las Islas con la península. El grupo ha descartado un posible aumento de las tarifas.