Los hoteleros canarios esperan minimizar la previsible pérdida de turistas de este verano debido al auge de competidores como Turquía y Grecia. El mercado británico ya ha comenzado a resentirse con un descenso del 8% repecto al verano pasado.

Desde la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, se confía en la capacidad de Canarias para reducir al mínimo el impacto de la reapertura de estos destinos competidores, que acumulan incrementos de dos dígitos en las reservas de paquetes turísticos desde Reino Unido y Alemania.

Las esperanzas están puestas en la bonanza económica de Alemania y la diversificación de los países de origen de los turistas sobre la que el Archipiélago lleva años trabajando.

En los dos primeros meses de 2018, Canarias ha logrado mantener las llegadas de turistas extranjeros: ha recibido 2.423.200 pasajeros en los vuelos internacionales, un 0,6% más que en el mismo periodo del pasado año (+13.500). Y esto se ha conseguido pese al retroceso de los británicos desde finales del pasado año. Desde Reino Unido han llegado a las islas 12.132 pasajeros menos en enero y febrero, un descenso de un 1,6% interanual.

Si que se están cumpliendo las expectativas positivas con el turismo alemán: en los dos primeros meses del año, el destino canario ha ganado 5.220 llegadas.