Las solicitudes de ERTE siguen creciendo en Canarias ante el parón económico. En noviembre las islas suman más de 105.000 beneficiarios.

No obstante, muchas empresas ya se están pensando no alargar los expedientes para poder realizar despidos. La condición para poder hacerlo es no haber estado en ERTE en los seis meses anteriores.

El último decreto amplió los ERTE hasta el 31 de enero, pero algunos expertos ya alertan de que podría no ser el mecanismo idóneo para salvaguardar el empleo si la situación se prolonga mucho más.