Esta semana aún no se tendrá un acuerdo sobre los ERTE, cuya ampliación se sigue negociando.

Lo que si está ya claro es que se mantendrá la cuantía de la prestación en el 70% de la base reguladora y que los ERTE no consumirán tiempo de paro hasta el 31 de enero.

Otra de las novedades seguras es que las empresas tendrán que mantener la plantilla hasta seis meses después de que reactiven al primer trabajador, aunque algunas ya podrán a finales de octubre o noviembre realizar despidos sin ser penalizadas.