Gobierno y empresarios se muestran preocupados por el alcance de los nuevos ajustes en las partidas relativas a Canarias que se incluyan en los presupuestos del Estado de 2017 y 2018.

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, espera restricciones “equitativas” en función del cumplimiento del déficit de cada comunidad autónoma.

El secretario general de la CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, espera “sensibilidad” del futuro Gobierno central con las regiones cumplidoras.

Mientras se forma un nuevo Gobierno estatal que dicte la senda del nuevo déficit, el Ejecutivo canario se mantendrá en un límite de déficit del 0,1% y un techo de gasto no financiero del 1,8%.

Las patronales empresariales consideran que el Ejecutivo de Fernando Clavijo está en disposición de elaborar unos presupuestos para 2017 más expansivos y que se reactive la inversión pública para impulsar la actividad económica. Sin embargo, todo dependerá del compromiso del futuro Ejecutivo central con Canarias.

Tanto los empresarios como el Ejecutivo regional creen que el impacto puede ser mayor o menor en función de los acuerdos políticos a los que se llegue para formar el nuevo Gobierno.